Crema de acelgas

Receta de crema de acelgas

Con muy pocos ingredientes se puede preparar una deliciosa y sana crema de acelgas con un rico sabor y un bonito color verde. ¡Un gran brebaje de vitaminas!

Ingredientes para preparar crema de acelgas

  • 600 gr. de acelgas frescas o congeladas
  • 3 patatas medianas
  • 150 ml. de nata líquida
  • 1 chorretón de aceite de oliva virgen extra
  • Agua
  • Sal

¿Cómo preparar crema de acelgas?

  • Cogemos las acelgas frescas elegidas preparar la crema de acelgas, y las limpiamos una a una poniéndolas debajo de un chorro de agua. Luego, las cortamos en trozos grandecitos y las metemos en una olla con el agua justa para cubrirlas, sal al gusto y un chorretón de aceite de oliva.
  • Por otro lado, pelamos las patatas y las echamos en la cazuela (las patatas servirán para dar consistencia y suavizar el sabor de la crema de acelgas), lo ponemos todo a cocer durante unos 25 minutos (el tiempo de cocción va a depender del tamaño de las acelgas y de las patatas), y seguimos.
  • Una vez cocidas las verduras, trituramos la crema de acelgas con la batidora hasta conseguir una crema suave y sin grumos.
  • Añadimos a la crema de acelgas un chorro de nata líquida, volvemos a pasar la batidora para que los ingredientes queden bien integrados, rectificamos de sal, y comprobamos el punto de densidad de la crema de acelgas.
  • Si nos ha quedado un poco fluida, habría que añadir un poco más de patata cocida, o como medida de urgencia, copos de puré de patata hasta espesar. Si, por el contrario, la crema de acelgas ha quedado demasiado densa, basta con añadir leche o agua y volver a mezclar.
  • Lo cierto es que la crema de acelgas os va a valer tanto como primer plato o entrante, como de base para verduras rebozadas o pescados a la plancha.
  • Foto orientativa: catorze14
Nota del autor:

Al cocer las acelgas, gran parte de las vitaminas de éstas se quedarán en el agua de cocción; por eso la crema de acelgas tiene que estar hecha con las acelgas y el agua de la cocción de éstas. Nunca podemos cocer las acelgas y descartar el agua para hacer una crema.

Podéis sustituir el aceite d eoliva por mantequilla si queréis darle a la crema de acelgas un punto extra de cremosidad y sabor, pero es más sano el aceite de oliva.

Al llevar patata, esta crema de acelgas no se debe congelar, ya que al descongelarse, la patata suele quedar grumosa.